Un pacto por la salud

La huelga protagonizada por los médicos de Atención Primaria que hemos sufrido en los últimos días pone en evidencia la difícil situación que vivimos. El malestar de los profesionales de la sanidad manifiesta cómo los recortes llevados a cabo por la Generalitat en materia de Sanidad Pública, reduciendo la inversión en sanidad desde el 35,5% del presupuesto en 2008 al 28,8% en 2017, han significado un deterioro importante en el sistema público de salud de Catalunya.
Estas medidas han afectado la asistencia hospitalaria, con enormes listas de espera para especialistas e intervenciones quirúrgicas, y la Atención Primaria con el agravamiento de las condiciones de trabajo de los profesionales, que con su trabajo y voluntarismo han salvado el impacto de los recortes continuos hasta llegar a la situación actual en la que ya es imposible luchar contra ellos con profesionalidad y voluntarismo.
Es necesario, por tanto, un Pacto por la salud entre todas las fuerzas políticas que recoja las reivindicaciones de los profesionales de la salud, que reclaman recursos humanos y medidas que permitan atender adecuadamente a los pacientes preservando las condiciones de dignidad y calidad que durante años han caracterizado nuestro sistema público de salud.
Un Pacto por la salud que más allá de un conjunto de medidas coyunturales, suponga la puesta en marcha de una serie de medidas para mejorar la calidad de la asistencia a nuestros ciudadanos sobre la base de aumentar los recursos para incrementar los recursos humanos y técnicos y a la vez, incorporar en los puestos de responsabilidad profesionales con experiencia y capacidad para gestionar con eficiencia nuestro sistema de salud. Es necesario recuperar la calidad y la eficiencia de un sistema que ha sido referencia en el Estado español y en Europa.
Es imprescindible un sistema de salud del que volvamos a sentirnos orgullosos, con profesionales ilusionados y correctamente remunerados, con condiciones de trabajo propias de una sociedad avanzada.Tenemos pues que generar un Pacto de salud que nos permita reconstruir nuestro sistema sanitario, pilar básico para una Catalunya mejor y con futuro para sus ciudadanos.